La prosperidad social y cultural de la Provenza en el siglo XII es el marco histórico en el que los trovadores desarrollan su arte poético y musical. En este ámbito Languedoc ofrece una visión de esa cultura que culmina con la cruzada contra los Cátaros, a través de las canciones que los mismos trovadores compusieran relatando los acontecimientos.