Éste es el título que, tomado de Dante, da vida a este trabajo acerca de los trovadores y el amor cortés. Los trovadores descubren la tensión poderosa del amor personal y cultivan el delicioso dolor del deseo hasta sus últimos límites, llegando a la conclusión de que cuanto más alta e inaccesible fuera la dama, mayor sería este goce.