Un exquisito mundo musical y poético florece en la Europa de los siglos XII y XIII, como un prólogo anticipado a lo que será mas tarde el Renacimiento. Las cortes, las universidades y los caminos de peregrinale son los ámbitos elegidos por Languedoc para este programa que intenta dar un panorama de la sonoridad y el lenguaje musical de la época.