Se trata de un colorido itinerario a través de la música y las canciones en que aparecen los árboles como protagonistas o testigos dinámicos de la vida de los hombres y las mujeres en la antiguedad.